Jugos contra el cáncer: ¿realmente pueden ayudar?

Jugos contra el cáncer

Si el cáncer ya te está frenando, hay esperanza. Hay curación. Hay poder. A medida que su cuerpo es devastado por esta repugnante enfermedad, tiene el poder para luchar en la batalla más increíble de la historia.

 

Si bien sus médicos hacen todo lo posible con los medicamentos que tienen, usted puede hacer su parte alimentando a su cuerpo con alimentos increíbles. Alimentos que aumentarán sus niveles de vitaminas y minerales y antioxidantes, colocándolo en la mejor posición para luchar.

Si no tienes cáncer, este post te ayudará a prevenirlo. La prevención del cáncer es posible, y elegir estilos de vida saludables ahora realmente puede reducir su riesgo de cáncer en el futuro.

 

Jugos para la lucha contra el cáncer

El jugo es una forma increíble de inundar su cuerpo con toneladas de vitaminas, nutrientes, minerales, antioxidantes, fitonutrientes, carotenoides y flavonoides esenciales. A menudo contraemos cáncer u otras enfermedades debido a las toxinas en nuestro cuerpo.

Las toxinas entran en nuestro cuerpo a través de la comida, el medio ambiente y nuestros malos hábitos, como fumar o beber. Y, de hecho, se sabe que estas toxinas pueden causar un daño irreparable a nuestras células.

 

Obviamente, eliminar estas exposiciones negativas puede reducir el riesgo de daño celular. Evitar el humo del cigarrillo, los rayos UV o incluso los productos químicos para el baño puede reducir la cantidad de toxinas que ingresan a su cuerpo.

Una dieta basada en la correca ingesta de minerales y vitaminas previene muchas de las enfermedades más comunes en nuestros tiempos.

 

Por ejemplo, al consumir alimentos con antioxidantes prevenimos de forma importante el daño en las célulad, que es la vía más común para el cáncer, el envejecimiento y una variedad de enfermedades.

 

¿Qué frutas y verduras debe usar para los jugos contra el cáncer?

Apio

Siempre pensé que su alto contenido de agua lo mantenía bajo en vitaminas y nutrientes, pero estaba totalmente equivocado. El apio en realidad tiene muchos beneficios nutricionales.

En la actualidad se tiene evidencia de que este vegetal cuenta con importantes micronutrientes, como lo son la vitamina C, la vitamian A, el calcio y el potasio, entre varios otros. Si eso no fuera suficiente, el apio también nos aporta sus antioxidantes y fitonutrientes.

Brócoli

Cuando tu madre siempre te obligaba a comer brócoli, realmente tenía tus intereses en mente. El brócoli es un súper alimento increíble que sabe bien cuando se cocina en una variedad de formas, ¡incluso en un jugo!

El brócoli es rico en fibra, potasio, vitamina B6, vitamina A y proteínas. También es extremadamente rico en vitamina C. Las naranjas son siempre lo primero que viene a la mente cuando se trata de vitamina C, pero no son las mejores.

 

Además de la vitamina C, también encontrarás algo de magnesio, zinc, hierro y fósforo. Todos ellos minerales esenciales para nuestro organismo.

 

Cuando se trata de cáncer, una de las cosas más importantes que ofrece el brócoli es una gran cantidad de antioxidantes y fitoquímicos. Como se mencionó, los antioxidantes son esenciales para combatir el daño de los radicales libres y pueden ayudar a prevenir el cáncer.

 

Los fitoquímicos también son un componente útil de muchas frutas y verduras, incluido el brócoli. Son un gran grupo de compuestos derivados de plantas que se cree que son responsables de gran parte de la protección contra la enfermedad de las dietas ricas en frutas, verduras, frijoles, cereales y bebidas a base de hierbas, té y vino.

 

Hay cientos de fitoquímicos, todos con diferentes funciones biológicas. Incluir una variedad de alimentos a base de hierbas en su dieta lo ayudará a aprovecharlos al máximo.

 

Este estudio mostró que un compuesto natural que se encuentra en el brócoli llamado sulforafano en realidad ayuda a inhibir las células madre del cáncer de mama.

 

Arándanos

Cuando comencé a investigar las frutas y verduras que pueden ayudar a prevenir el cáncer, me encontré con los arándanos. Este artículo afirma que los arándanos se han utilizado en medicina y alimentos durante siglos.

Hoy en día se utiliza para una multitud de cosas, la más importante, ¡prevención del cáncer!

Los arándanos también son muy ricos en vitamina C, un nutriente muy importante cuando se trata de inmunidad y protección contra enfermedades.

 

Tomates

Para explicar más, los tomates contienen un compuesto importante llamado licopeno. El licopeno es un fitoquímico que actúa como antioxidante. Los antioxidantes son muy importantes para, entre otras cosas, combatir el perjuicio provocado por la acción de los radicales libres, al entrar al cuerpo humano.

Los estudios realizados en los últimos años han demostrado que el licopeno puede ayudar a prevenir los "cánceres de próstata, pulmón y estómago". Por otra parte, el licopeno es un elemento ideal tanto para prevenir, como para tratar una larga lista de enfermedades de origen cardiovascular, como lo es la hipertensión o los ictus.

Zanahoria

Me sorprendieron todas las maravillosas historias que encontré cuando investigaba los beneficios de las zanahorias utilizadas como fuente de prevención del cáncer.

Estos vegetales aparentemente insignificantes (¡y baratos!) realmente ofrecen una amplia gama de nutrientes, vitaminas, minerales y antioxidantes que combaten el cáncer.

 

Hay un estudio en China, realizado en tiempos recientes, que encontró que las zanahorias pueden ayudar a reducir el riesgo de cáncer de próstata en una quinta parte.

Los hombres que comen zanahorias al menos tres veces por semana tienen un 18% de posibilidades de desarrollar un tumor.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Go up